Tips para canalizar la hiperactividad

¿Habéis sentido alguna vez la necesidad de ordenar vuestros pensamientos? Si padecéis hiperactividad probablemente sea un sentimiento constante; por ello y en solidaridad con aquellos que como yo a veces necesitan ayudan, os comparto estos tips para canalizar vuestra energía y pensamientos de forma estratégica.

Hace unas semanas os pedí participar en la votación de mi post número 100, y ya que este tema fue el segundo más votado quiero recompensar a todos aquellos que habéis dedicado un momento de vuestro tiempo en participar.

Desafiar al TDAH

¿Sabíais que entre un 50 y 70% de los niños con TDAH prevalecen con el trastorno en la edad adulta?

Quizás no parezca un porcentaje muy elevado, pero representa un gran número de personas que día a día luchan contra sus propios instintos para poder encajar en un estructurado y cruel entorno social y laboral.

Hay estudios que demuestran que un 40% de las personas con esta enfermedad suelen cambiar más a menudo de trabajo, y que un 75% tiene problemas inter personales o tendencia a ser infieles. Probablemente dichos estudios estén en lo cierto. Pero lo que realmente debería interesarnos es por qué las personas con TDAH actúan de esa manera.

Pocos entienden que para las personas que padecen TDAH a veces un simple encuentro social puede representar un gran reto. Ordenar mentalmente lo que otros dicen, pensar en responder correctamente, recordar prestar atención y mostrar interés. Son conductas sociales que parecen obvias, pero que para una persona con esta enfermedad pueden resultar sumamente complicadas.

Combatiendo una estadística

Algunas personas con TDAH han tenido la suerte ser diagnosticadas en la infancia y con ello han podido aprender mediante la guía de terceros y el apoyo de sus familiares como combatir la enfermedad.

Sin embargo, muchos adultos recientemente diagnosticados o en proceso, han tenido una vida y una adolescencia complicada; aprendiendo apenas ahora a entenderse, aceptarse y controlar el flujo de sus pensamientos.

Además de la hiperactividad el TDAH se caracteriza por la tendencia a la desatención y la impulsividad. Aunque según mi experiencia personal, la hiperactividad recoge parte de los rasgos más notables de las variables de la enfermedad.

Es por ello que quiero compartir con aquellos lectores que se sienten identificados con el tema o que quieren ayudar a alguien con esta patología, estas pequeñas claves para combatir las estadísticas y hacer tanto de las reuniones sociales como de su modo de vida una grata experiencia.

¿Cómo canalizar la hiperactividad?

1. Sinceridad ante el diagnóstico:

No debemos sentir culpa por nuestra conducta. La clave está tanto en sincerarnos al espejo, como en hablar con aquellas personas de nuestro entorno a quienes pueda afectar nuestra conducta. De esta manera cuando sientan que nuestro comportamiento les afecta, podrán conversarlo de forma natural dándonos la oportunidad de reflexionar sobre ello.

2. No a los vicios y sí a la creatividad y el deporte:

Cuándo uno padece hiperactividad debe aprender a distinguir esa pequeña voz que indica un “estado de aburrimiento” y evitar a toda costa canalizar esa energía en ingerir alcohol, drogas o tabaco. Nuestra patología nos hace más propensos a volvernos dependientes; por lo que encontrar un deporte o una actividad creativa que sea de nuestro agrado siempre será la mejor opción para enfocar nuestra energía correctamente.

3. Auto premiarse es válido:

Es muy importante trabajar en la autoestima todos los días; sé que esta connotación puede sonar trillada; pero para las personas con hiperactividad es de suma importancia evitar envolverse en situaciones de infelicidad. Por ello, debemos reconocer aquellas cosas que por el contrario contribuyen a nuestro estado anímico para recurrir a ellas en nuestros días más oscuros.

4. Cinco segundos para pensar:

Sé que cuando entablamos una conversación a nuestra mente vienen mil ideas a la vez. Pero antes de contestar tomate cinco segundos para pensar en lo que debes contestar. Es un simple ejercicio que evitará que la conversación se salga del camino; cosa que a veces puede incurrir en discusiones por no haber dirigido correctamente nuestras ideas.

5. Enfoca y escucha:

Uno de nuestros errores más comunes puede ser no mirar a las personas a la cara cuando hablan. Es muy importante ser conscientes de ello y aprender a enfocar la mirada, esto nos ayudará a no distraernos y poder escuchar atentamente lo que la otra persona esta intentando comunicar. De esta manera serán muchos más sencillos esos cinco segundos para pensar.

6. Crea tu propio mapa mental:

La principal clave para poder organizar nuestras responsabilidades, establecer prioridades o sistematizar nuestras rutinas, está en pensar de forma estratégica. La idea del “mapa mental” es una forma de llamar a aquellos sistemas adaptados y diseñados a la medida de nuestro pensamiento. Para ello se puedes recurrir a una agenda o una pizarra, papeles y rotuladores, o incluso hay disponibles algunas aplicaciones móviles para hacerlo de modo digital y tenerlo siempre al alcance de la mano. Lo importante y el truco está en perfeccionarlo cada día, por ejemplo:

  • Programa alarmas para recordar tus actividades, incluso si tomas algún tipo de medicación.
  • Escribe lo que hiciste en el día y cuánto tiempo te tomo, así podrás ponerte metas y mejorarlo; detectando además aquellas cosas que quedaron por fuera y que necesitan ser reubicadas en el tiempo.
  • Establece rutinas del orden de cosas que debes hacer cada mañana; de ese modo tu alerta mental se disparará cuando eche en falta algo.
  • Anota aquellas cosas que quisiste decir y no dijiste en conversaciones importantes. De este modo cuando tengas la oportunidad de retomarlas podrás expresarlas con mayor claridad.

Estas claves son básicas y elementales para hacer que toda persona con hiperactividad tenga una vida más sencilla.

Probablemente muchas de ellas las habéis leído antes, quizás otras no son vuestro agrado; lo importante en todo esto y como siempre digo es que os toméis un momento para reflexionar, ¿qué estáis haciendo para canalizar vuestra hiperactividad? ¿Está funcionando o debéis mejorarlo?

El año nuevo es el pretexto ideal para poner toda nuestra energía en vencer aquellas cosas que nos hacen sentir insatisfacción, y que evitan nuestro crecimiento personal o desarrollo profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *