Ocho propósitos para el 2018

Ocho propósitos para el 2018
Ocho propósitos para el 2018

A unos días de acabar el año, la lista de propósitos seguro es una acción generalizada entre aquellos que reflexionamos sobre todo lo que hemos vivido durante estos doce meses.

El 2017 fue un año muy especial en mi vida, el lanzamiento de mi libro “El aprendizaje de las cicatrices” me lleno de ilusión al permitir llegar a tantas personas. La participación en diversos programas y eventos hablando sobre TDAH, el mal de Chiari, y las maravillosas redes sociales, me permitieron acercarme más a vosotros llenándome el alma a través de vuestros mensajes y reflexiones.

“Basta con que uno se hable a sí mismo con sinceridad para vislumbrar”

La semana pasada os hable del libro de Jesús Alcoba, y de la importancia de reflexionar sobre aquellas cosas que creemos pudimos hacer mejor, aquellas cosas que nos inspiran, motivan y nos mueven a ser mejores cada día.

Escribiendo aquel post leí una frase que decía “las ideas surgen de la intersección entre ideas, conceptos y cultura”, reflexionando sobre ello me he dado cuenta que vivimos a un ritmo tan acelerado que olvidamos cuales son aquellos elementos necesarios para nuestra realización personal.

Cuando pensamos en nuestros propósitos solemos desear buena fortuna, amor, incluso salud; sin darnos cuenta que eso solo es posible si atendemos primero el crecimiento nuestro ser.

Así que revelándome contra ello, he decidido compartir con vosotros una reflexión sobre los ocho propósitos que toda persona debería considerar para su realización personal.

¿Por qué ocho? como Boina Verde y TDAH siento la necesidad de ser efectivo a la hora de plantearme propósitos, así que considero que la mejor forma de ordenar nuestras ideas es con pequeñas listas, que permitan que seamos directos y concretos en nuestras acciones.

8 propósitos para la realización personal:

  1. Determinación y orden en las ideas: ser determinado es tomar nuestra palabra como un pacto de honor. La determinación es fundamental para priorizar ideas y poder alcanzar cualquier objetivo.
  2. Una voz única: hay mucha gente que inspira, motiva, y guía, pero debemos ser capaces de poder inspirar a otros, de ayudar desde lo que mueve a nuestro ser.
  3. Vencer las dudas: la insatisfacción nos limita, debemos vencerla cada día y transformarla en esa energía necesaria para cambiar todo aquello que nos hace dudar sobre nosotros mismos.
  4. Vivir con pasión: debemos aprender a querer sin condiciones, a poner lo mejor de nosotros en todo lo que lleve nuestro nombre como sello. La pasión en lo que hacemos es lo que nutre nuestro ser.
  5. No dejar escapar la belleza de los pequeños momentos: todos los días la vida nos regala pequeños momentos para llenarnos de alegría. Debemos aprender a reconocerlos y disfrutar de cada risa, sueño, alegría, abrazo y beso.
  6. Aprender a decir que no: dejamos que la sociedad nos guié haciendo o participando en cosas que en nuestro interior no nos representan; debemos saber cuándo decir no y tener el coraje de ser fieles a nosotros mismos.
  7. Reconocer que batallas son necesarias cruzar y cuales solo nos aportaran enfado, critica y rencor. A veces nos embarcamos en situaciones que sabemos nos harán daño, y las enfrentamos solo por orgullo; debemos ser capaces de entender que cuando algo solo nos resta es necesario pasar de ello.
  8. Amarnos: vivimos tan deprisa que pocas veces nos detenemos a admirar lo que hemos logrado y en lo que nos hemos convertido. Aprendamos a valorarnos, aunque siempre podamos mejorar, el amor propio debe estar siempre presente.

1 Comentario

  • Patricia Rodríguez dice:

    Siempre es un gusto leerte, Antonio. Me ha gustado mucho tu listado…personalmente siempre agrego la disciplina. Sin ella, el camino se hace siempre mas difícil.

    Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *