La redención de Pete Rose

Hoy quiero compartir con vosotros un caso de TDAH que no tuvo la suerte de ser detectado a tiempo. La redención de Pete Rose, una historia en la que sólo tocando fondo consiguió la superación personal.

Ganador de tres series mundiales y considerado uno de los cuatro fantásticos de la historia del béisbol, Pete Rose es también el responsable del mayor escándalo que este deporte ha experimentado en la historia.

Su agresiva forma de vivir el béisbol se convirtió en su mayor cualidad y su peor defecto

El chico que ascendió a las grandes ligas y se convirtió en ídolo nacional por haber defendido su tierra (Cincinnati) cuando la esperanza de la temporada parecía perdida. Perdió su lugar en el salón de la fama y fue desterrado de la historia del béisbol debido a su adicción a las apuestas.

Pete Rose, otro caso de TDAH no detectado a tiempo

Criticado por su falla de carácter y sus serios “pecados”, después de una condena de prisión, un millón de dólares de multa, y la deshonra de sus fans, familiares y amigos; consiguió romper el silencio, vencer su adicción y contar al mundo su verdadera historia.

Pete creció siendo una persona incapaz de controlar sus impulsos, pero nunca fue consciente de que su falta de auto-control estaba relacionada con el TDAH.

“Prisión sin rejas”

Su segunda autobiografía, fue escrita con la esperanza de que otros aprendieran de sus errores. Fue considerada una declaración pública de sus “pecados” y una redención ante las acciones tomadas por la falta de tratamiento a su trastorno obsesivo compulsivo.

Como en ocasiones os he contado, cada vez son más conocidos los casos de TDAH que padecen grandes estrellas del cine, la música, el deporte o los negocios.

También os he relatado mi experiencia personal de haber crecido con TDAH, y he compartido reflexiones para ayudar a entender a quienes lo padecemos. Pero en esta publicación que estáis leyendo pretendo hacer un llamado de conciencia a la humanidad.

¡Debemos romper el tabú!

El mundo es cada vez más consciente de que este síndrome puede significar un reto o una bendición de vida.

Seguramente muchos de ustedes, sus familiares o amigos pueden estar viviendo una situación de insatisfacción personal. Afrontarla y tomar el control no es tarea fácil.

Conseguir la fuerza para transformar una situación en motor del cambio requiere coraje, y a veces encontrar el coraje es cosa de tiempo. El caso de TDAH de Pete Rose es un ejemplo de esto.

No importa cuánto tiempo necesitéis, lo importante es tomar la decisión de aprender de cada situación, de no conformaros, de seguir adelante, vivir y disfrutar cada oportunidad.

En mi historia personal mi empuje se ha visto motivado en aprender cómo otros han logrado conseguir este cambio. Por eso, decidí al igual que Pete Rose transformar todo ese aprendizaje en reflexiones que puedan servir a otros.

Y escribí mi libro “El aprendizaje de las cicatrices” como una recopilación de historias con enseñanza, un manual para convertir el fracaso y la insatisfacción en la energía del cambio, en el cual comparto con ustedes mis más profundas lecciones de vida.

Con cada publicación espero servir y ayudaros. Asumir que tenemos un problema no es tarea sencilla, pero si somos conscientes de que hay más personas en nuestra situación probablemente sea más llevadero el camino.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *