Lo que de adulto aprendí por ser un niño con TDAH

A diferencia del adulto un niño con TDAH no es consciente del entorno en el que vive; a menudo le es difícil entender el lenguaje corporal de sus seres queridos o amigos, y al vivir sus emociones lo hace de una manera diferente.

De adultos seguimos sintiéndonos igual, pero somos conscientes de las dificultades que enfrentamos y con apoyo e información hacemos una vida normal.

Bueno… normal y excepcional porque, aunque tenemos algunas dificultades para relacionarnos, también tenemos ventajas y gran potencial debido a nuestra capacidad creativa.

Hace unos meses os conté que para mí el TDAH era al mismo tiempo una bendición y un reto y a menudo os comparto historias de personalidades que han aprendido a extraer sus ventajas, que también las tiene.

Pero hoy quiero servir de apoyo a aquellas madres que me escriben pidiendo consejos y recomendaciones para hacer más llevadera la vida de sus hijos con TDAH; sé que entender la experiencia de otras personas ayuda a los padres a visualizar la personalidad de sus niños y acercarse a ellos.

Un ejemplo con el que me identifico, no por lo gracioso sino por lo metódico es Jim Carrey; una persona con TDAH que aprendió de niño a domar sus impulsos a través de ejercicios sencillos y prácticos; interiorizando los deberes y aplicando recompensas por terminar cada uno de ellos.


Jim colocaba notas en su agenda que decían:

“Acaba primero y luego molesta a los demás estudiantes”

Solo entonces podía ponerse a hacer el payaso en su clase.


Este genio cómico, niño y adulto con TDAH, ha conseguido con sus expresiones faciales, ya carismáticas, mantener sistemáticamente a su audiencia entre carcajadas durante 20 años, a pesar de que en realidad no se puede concentrar en un solo trabajo durante mucho tiempo.

Crecer siendo un niño con TDAH no es tarea sencilla

Personalmente he tenido que aprender a ser disciplinado, a manejar la frustración, y aprender a entender a los demás (como sé que ellos intentan entenderme a mí).

Si estáis leyendo esto supongo que es porque amáis a una persona con TDAH, o bien lo sois.

Si lo sois, debéis saber que representáis a un único y especial 5% en el mundo. Y si amáis a alguien con TDAH, aprended que esta persona es parte de un pequeño y único grupo.

En cualquier caso, no os desesperéis; la comunicación y el aprendizaje vital para el desarrollo de una persona TDAH lleva tiempo.

Hábitos, rutinas, planificación de horarios y normas:

Son básicos en la estructuración de un niño con TDAH, determinar estas normas y ordenes le permitirán manejarse de forma sistemática, disminuyendo la posibilidad de distracción que puede influir negativamente en la culminación de sus actividades.

Apoyar las estructuras antes mencionadas de forma gráfica y creativa:

Carteles, fotos, dibujos, contadores, ayudarán, debido a la naturaleza creativa de los niños con TDAH a externalizar la información y asimilarla.

Hablar en voz alta, repetirse a sí mismo las ordenes y trabajar con la imaginación:

Le permitirán la interiorización de los procesos, abriendo la consciencia del niño a reflexionar sobre el pasado y el futuro de sus acciones.


Una manera de explicar el proceso de razonamiento a un niño con TDAH es con simples y cortas palabras:

ME PARO – OBSERVO – PIENSO – DECIDO – ACTÚO – EVALÚO

Apoyar este sistema con imágenes creativas, al estilo de cuadro de mando, seguro os servirá de ayuda.


Es cierto, de niños solemos ser distraídos, poco prevenidos, sin filtro, perdemos el control con facilidad, no somos conscientes del tiempo, no nos gusta escuchar ni terminar lo que empezamos, nos aburrimos con facilidad nos cuesta estar tranquilos y los castigos representan un reto.

Sin embargo, sentimos con mayor intensidad y de forma más leal, aunque nos cueste entender las expresiones corporales de nuestros seres queridos (quizás por ello Jim Carrey se volvió un experto en expresiones fáciles, probablemente fue su forma de enfrentar ese vacío).

De adultos, nos esforzamos más por mantener aquellos sistemas adquiridos en la infancia, de cumplir con nuestros objetivos como un pacto de honor, y nos preocupamos por vencer cualquier barrera que el TDAH nos presente.

El TDAH se manifiesta de forma diferente en cada persona:

Adam Levine, Richard Branson, Ryan Gosling, Gillian Lynne, y el ya mencionado Jim Carrey son muestra de ello.

Este grupo de personas y otras tantas más por revelar, son una buena muestra de la capacidad de vencer limites, y la posibilidad de transformar la frustración en motivación, de las personas con TDAH.

Como ya os he dicho en otra ocasión, no hay excusas, el TDAH no limita la capacidad para llevar una vida normal, solo necesitáis apoyo, comprensión, y motivación.

Espero que os haya servido de ayuda, y recordad: aquí estoy si me necesitáis.

 

4 Comentarios

  • Ana Cristina Da dice:

    Miy cierto lo que dices,saludos de otra TDAH.

  • Sandra del Pozo Enjuto dice:

    Estoy rodeada de madres con hijos diagnosticados TDAH que sienten la soledad de una decisión que el médico deja en sus manos: tratar al niño con medicación. Ninguna de estas madres han recibido otro tipo de asesoramiento y ni mucho menos por parte de las instituciones docentes, más bien proclives a tener niños medicados que den menos trabajo en las aulas. He sido profesora extraescolar de inglés durante mucho tiempo y he podido comprobar lo que tú bien dices, la disciplina es la base del control del TDAH. No soy experta ni mucho menos en esta materia pero he podido comprobar que estos niños diagnosticados con TDAH son niños muy despiertos, con muchas inquietudes a los que sólo hay que darles unas pautas que, eso sí, deben llevar a rajatabla. En algunos casos, ver los resultados de esa disciplina es lo que ha ayudado a las madres a abandonar el tratamiento médico para abrazar las mieles de implicarse de una manera más afectiva.
    Normalmente son los profesores los que primeros en dar un diagnóstico y por ello creo que sería bueno que recibiesen algún tipo de formación al respecto, testimonios, charlas y talleres donde pudieran aprender a ser profesores para todos los alumnos y no sólo para los que no suponen ningún esfuerzo añadido.
    Gracias por tu aportación.

    • Antonio Renom Antonio Renom dice:

      Es cierto Sandra, es necesaria más información y apoyo. Está es una de mis motivaciones para tocar el tema frecuentemente. Espero que sirva de apoyo, guía y motivación para quienes lo necesitan. ¡Gracias a ti por leerme y comentar, un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *