“El TDAH no es algo malo”

LAS VEGAS, NV - JANUARY 07: Singer Adam Levine of Maroon 5 arrives to perform during a keynote address at the 2013 International CES at The Venetian on January 7, 2013 in Las Vegas, Nevada. CES, the world's largest annual consumer technology trade show, runs from January 8-11 and is expected to feature 3,100 exhibitors showing off their latest products and services to about 150,000 attendees. (Photo by David Becker/Getty Images)

“Tenía como 30 ideas flotando en mi mente, sin poder concretarlas”. Podría ser el comienzo de cualquier historia personal de  alguien con TDAH; la dificultad de concentración, la impulsividad, la imposibilidad de quedarse quieto…todos ellos síntomas claros de TDAH. Afortunadamente hoy este trastorno está sobradamente identificado, por eso a Adam Levine le resultó tan sencillo saber qué era lo que le ocurría.

Adam es el vocalista de uno de los grupos más conocidos del panorama musical actual: “Maroon5”. Joven, dinámico, creativo y de algún modo, el alma del grupo. Adam ama la música y nunca tuvo dudas con respecto a lo que quería hacer en su vida. En su caso, y tras ser diagnosticado, pensó que sería algo pasajero, temporal y propio de la adolescencia. Sin embargo con el paso del tiempo y abandonada ya la adolescencia, su médico le constató que aún seguía bajo los efectos de lo que él ha calificado como “una lucha constante”. Y esto lo acusaba especialmente en su trabajo: “tuve dificultades en el estudio de grabación cuando intentaba escribir nuevas canciones y concentrarme para completar mi trabajo. En el primer álbum yo recuerdo claramente haberme estancado y no ser capaz de concentrarme”.

Lo mejor del caso de Levine es su positividad: su diagnóstico de TDAH le ayudó a comprender qué era lo que le ocurría en realidad; el porqué de sus dificultades de concentración. Y a partir de ahí, luchó por lo que quería: la música.

Hoy es Adam Levine, pero, ¿quién sabe si en su momento no podríamos estar hablando de Mozart, Haydn o Falla? Porque curiosamente la creatividad suele brotar de manera espontánea en el carácter de los hiperactivos, de ahí la cantidad de nombres conocidos y meritorios en el mundo de las artes.

El otro punto positivo del caso de Adam Levine es la manera en la que ha afrontado su TDAH desde su posición de personaje público, ayudando a quienes son diagnosticados a entender qué les pasa. Y sobre todo a que lo sepan encauzar por el camino correcto: “me gustaría recordar a todos los jóvenes y adultos que el TDAH no es algo malo y que no deberían sentirse para nada diferentes a los niños sin TDAH. Siempre tienen que recordar que no están solos, que hay mucha más gente que atraviesa por lo mismo”.

Aquí habría que añadir que además, no están solos. En el caso de Adam su mayor apoyo fue trabajar con su doctor para poner en práctica un tratamiento que le resultó útil, ayudándole a manejar su problema. De nuevo, la importancia de alguien al lado que te comprende y te ayuda. La pieza clave del rompecabezas, que una vez que se tiene, ayuda a resolverlo con facilidad.

Y de hecho, enfatiza: “si alguien piensa que puede tener TDAH, debería hablar con su médico al respecto”. Y remite siempre a los jóvenes a “Own it”, una campaña en la que colabora ayudando a quienes han sido diagnosticados en la infancia, para que sean conscientes de que el TDAH no tiene por qué condicionarles la vida de manera negativa y motivarles a que se dejen ayudar y aconsejar por su médico, si ven que los síntomas continúan durante su vida adulta. En esta campaña colabora con dos organizaciones más: la ADDA (Attention déficit disorder association) y CHADD (children and adults with attention déficit/hiperactivity disorder). Este trabajo le honra y hace que se convierta en ejemplo visible y positivo para sus seguidores, que no son pocos.

“¿Are you happy now? ¿Are you happy now?”

“Don’t Wanna Know” (Maroon5)

Varios Grammys, múltiples premios MTV, NRJ Music Awards, reconocimientos todos ellos a la mejor canción, al mejor nuevo artista, al mejor álbum, a la mejor banda…Se puede decir que su grupo, con él como vocalista, lo ha conseguido todo en unos cuantos años. Y eso no es por casualidad.

Apasionado y tozudo con sus sueños; capaz de reorganizar una banda que fracasó en sus inicios y de llevarla a lo más alto de la música pop actual. El TDAH, una vez más, ha sido vencido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *