Prensa escrita, ¿el final de una época?

Hoy me sumerjo en la actualidad a través de un tema que hasta ahora no había tocado en mi cuaderno de bitácora: la información y los medios de comunicación, aquí y ahora.

El cuarto poder: esa es la denominación que le asignó el escritor y político inglés Edmund Burke a mediados del siglo XVIII. Y no se equivocó en su denominación: con el paso de los años la prensa ha sido capaz de generar opinión e influir de tal manera en la opinión pública que hoy sería inconcebible un mundo sin ella. De hecho su poder ya fue más que notorio antes de que hicieran aparición medios como la televisión y la radio. De internet ni hablamos…o sí.

Hace unos días visité la redacción de El Periódico de Cataluña y estuve charlando largo y tendido con sus trabajadores, todos ellos periodistas expertos en su área y por tanto grandes conocedores del medio. Y como la actualidad manda, nos centramos en ella.

En concreto en un tema que preocupa y mucho al gremio: el futuro del papel en los medios impresos. Lamentablemente, mi punto de vista no es muy halagüeño, así que mi predicción, al igual que la de muchos expertos, es que los periódicos impresos van camino de la extinción. Puede sonar trágico para muchos; el final de una etapa que en el fondo se espera que nunca llegue. Pero en realidad, ¿cuántos de vosotros seguís comprando diarios impresos? ¿Quién quiere gastar dinero en papel cuando puede tener toda la información de forma gratuita en todos sus dispositivos digitales? Si hacemos caso a las estadísticas, desgraciadamente, cada día menos gente se desplaza hasta el quiosco para comprar el periódico, un gesto que con el tiempo –no mucho-, pasará a ser de otra época, o simplemente propio de nostálgicos.

La siguiente pregunta que salió a colación en nuestra conversación fue casi obligada: entonces, ¿cuál es el negocio de los diarios en el futuro? Mi respuesta fue rápida y clara: la información sobre el consumidor de medios vía online.

Los diarios, a través del análisis de los clicks de sus usuarios en las noticias que les interesan, pueden ser una de las mayores fuentes de información que existen en la actualidad sobre el comportamiento humano. Y además, el valor potencial de esa información es enorme. Es sorprendente que muchos medios aún no se hayan dado cuenta de este hecho.

Como igual de sorprendente es que aún nos sigan bombardeando desde sus ediciones digitales con banners anticuados, pop-ups invasivos, o vídeos con contenido irrelevante. Seguro que a vosotros, al igual que a mí, también os molesta sobre manera este asedio constante e incontrolable. Los lectores queremos que nos informen, no que nos vendan productos o servicios que no nos interesan.

Naturalmente los propios medios son los primeros que saben que la información es poder y como tal, una fuente de beneficios increíble; de modo que en el momento en el que tomen esto como una máxima, muchos periódicos saldrán de la crisis y empezarán a ver beneficios. Estoy convencido de que la mayoría de agencias de comunicación, centrales de medios, agencias de estudios políticos o empresas de consumo pagarían con gusto mucho dinero por esa información.

¿Qué opináis sobre este tema? ¿Seguís yendo al quiosco a comprar el periódico, o preferís informaros de lo que pasa en el mundo a través de los medios digitales? ¿Qué opináis de que los diarios online sean gratuitos y de calidad, pero que a cambio, obtengan información sobre nuestro comportamiento?

Espero vuestra opinión.

2 Comentarios

  • pepi dice:

    ola q. tal.tu mismo tienes la respuesta, a donde escribes, como te contestamos?.lo bien cierto es q. si q. da nostalgia, si se perdiese prensa escrita,pero internet,y en estos ultumos años,o te pones las pilas o te quedas obsoleto,me gustaria q. tido existiese., y poder elegir siempre, no es asi? en la varuedad esta el gusto,bueno no me explayo mas..chao.hasta pronto,un placer.decir unas palabras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *