Mi día a día: del despacho a la radio

¿Alguna vez han estado frente un micrófono de radio? Yo lo he hecho durante unos meses y he de reconocer que a la  sensación de novedad del primer día sucedió una experiencia fascinante que tras cada programa me ha dejado siempre un buen sabor de boca.

El primer sentimiento cuando entré en el estudio de Radio Nacional de España fue de franca humildad; impone saber que vas a salir “al aire”, que lo que digas no se queda entre las paredes de un despacho o en una comida de trabajo. En este caso no se observan las caras de quienes te escuchan y eso te da libertad pero al mismo tiempo causa una cierta inquietud. Sin embargo la posibilidad magnífica de abrirte al mundo a través de la palabra resulta apasionante, difundiendo tu propia manera de pensar, con la enorme posibilidad de crear sinergias con quienes te escuchan y se interesan por lo mismo que tú.

Dice el periodista Carlos Herrera que “la radio no es sólo contar la vida de la gente, sino sobre todo escuchar la vida de los demás”. Y yo he tenido el privilegio de ser escuchado. Por eso intenté dos cosas por encima de todo: que quienes me escucharan me entendieran y que además les importara. Desde el programa que dirige David Escamilla en Rádio 4“Club 21: El Club de las Mentes Inquietas”, se habla de personas, de mentes inquietas que sorprenden, mejoran y crecen. Pero también de emprendimiento, de economía, de innovación, de empresa.

“La radio marca los minutos de la vida; el periódico, las horas; el libro, los días”

Jacques H. de la Lacreitelle.

Y con las reglas que impone el lenguaje de la radio hemos intentado hacer una radiografía del mundo empresarial y económico, desgranando el día a día del mundo en el que me muevo y de otros mundos que no son tan ajenos. De historias de éxito, como Apple; del HFT (high frequency trading) o algoritmo que marca de manera definitiva la velocidad en los mercados; de las dudas e inquietudes del mercado de capitales; de emprendeduría y emprendedores. Y desde luego de insatisfacción, entendida como el motor que mueve a estos últimos, a todos los que siguen creciendo y a los que ya han alcanzado la cima. Porque la emprendeduría nace de la insatisfacción; cuando escoges un camino diferente al resto es porque crees que lo puedes hacer mejor y de manera distinta.  

“Este medio es poderosísimo, indestructible”

Luis del Olmo

Y en la radio hablamos de comunicación, ese pilar básico en cualquier empresa, capaz de transmitir sus valores y servir de manera inteligente a sus propósitos, que en muchos casos ha terminado por constituir modelos paradigmáticos. Hoy en día, de la mano de las redes sociales que, bien gestionadas, son de gran ayuda en cualquier empresa, porque aproximan al cliente y al entorno; todo ello siempre y cuando destilen humanidad, generando empatía. De este modo, a la larga la experiencia humaniza y sirve para lo más importante: que los demás te entiendan bien.

En este viaje a través de la economía hemos llegado hasta China y sus problemas bancarios a nivel interno;  un tema complejo que afecta al resto de la economía mundial y que no podemos perder de vista. Y desde luego hablamos de algo más cercano: el Brexit, cita de debate obligada porque la actualidad manda y porque es necesario hacer un recordatorio histórico de las relaciones entre las islas y el continente reflexionando en voz alta con quienes nos han escuchado al otro lado.

Mi deseo ha sido entretener y acompañar a los oyentes. Si ha sido así, misión cumplida. Volveremos en septiembre con más historias interesantes sobre el mundo empresarial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *