Una premisa y dos convicciones para saber invertir

Mentiría si dijera que la economía no es una de mis pasiones; ya quedó dicho al principio de este cuaderno de bitácora que me dedico a ello por tradición familiar y por vocación, al cincuenta por ciento. Y fruto de años de trabajo y dedicación a esta disciplina es el nacimiento de nuevas áreas que se van integrando en nuestra empresa, ayudando así a diversificar y dotar de mayor valor a nuestra labor.

Es el día a día y el trabajo constante de un gran equipo el que aporta el conocimiento que hoy comparto aquí, basado en la observación y el estudio de los mercados, en cuyas aguas navegamos a diario.

Por ello puedo afirmar que comprender el presente y tomar nota del pasado, suele funcionar mejor que intentar adivinar el futuro cuando nos enfrentamos a decisiones de inversión. Puede que nunca sepamos si la próxima recesión está a la vuelta de la esquina o si un crash de la bolsa se va a llevar el 50% de su capitalización el mes que viene. Realmente no debería preocuparnos; la historia nos dice que nadie es capaz de anticipar de forma consistente lo que va a suceder en los mercados financieros ni en la economía real. Lo realmente importante es hacer un esfuerzo por intentar comprender en qué momento nos encontramos. Esta comprensión es la que nos puede dar una ventaja competitiva.

“La rareza fija el precio de las cosas”

Petronio

En Le Bris EAFI, la nueva unidad de negocio de nuestra empresa, Levante Capital, dedicada al asesoramiento financiero, el esfuerzo analítico se concentra en comprender el presente para facilitar decisiones de inversión que no comprometan el futuro. Analizando información económica, valoración de activos y sentimiento de los inversores obtenemos un mapa de situación con información muy relevante.

Por ejemplo, en el último informe mensual de Le Bris confirmamos la dinámica de desaceleración que venimos observando desde diciembre de 2015 en el área euro.

Y es que el conjunto de indicadores (PMIs, confianza del consumidor, expectativas de contratación y ratio nuevos pedidos / inventarios) se encuentran lejos del nivel promediado durante el último trimestre del año pasado, aunque se observan ciertas señales de estabilización respecto al mes de febrero.

En el mismo informe también se analiza información sobre la valoración de los activos o, próximamente, la metodología de gestión que aplicamos en dos fondos de inversión de los que Le Bris será asesor principal.

Lo que hacemos es una propuesta de asesoramiento partiendo de una premisa (“el futuro no se puede predecir”) y dos convicciones (“precio no es valor” y “los ciclos económicos existen”).

Os invito a entrar en Le Bris para que veáis con detalle cómo traducimos lo anterior en un método de asesoramiento con un solo objetivo: la tranquilidad de quienes confían en nosotros.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *