Las claves de un proyecto de enseñanza, ayer y hoy

Este año se celebra el 25 Aniversario del Institut Químic de Sarrià (IQS School of Management) en Barcelona. Fue mi centro de estudios universitarios y por tanto de alguna manera me considero de la casa. Allí aprendí la gran mayoría de lo que hoy sé sobre economía y sobre el mundo empresarial, que en aquel momento ya era mi pasión.

Conmemorar fechas de este tipo es positivo, entre otras muchas razones porque nos hace reflexionar acerca del recorrido personal de cada uno; cuando te ves rodeado de la gente que ahora empieza o termina su carrera universitaria es inevitable echar la vista atrás y pensar en el momento en el que empezó tu historia profesional. Porque realmente es ahí, en ese “salto a la Universidad” cuando comienza a percibirse el mundo de otra manera.

Basada en la diversificación, el cambio y el crecimiento, la estrategia del IQS a lo largo de este cuarto de siglo pasó por la creación de la Facultad de Economía y la puesta en marcha de distintos programas y estudios en el ámbito de la dirección y administración de empresas, lo cual fue un gran paso del que se derivan importantes logros que llegan hasta hoy. De esta manera en el mismo centro se comparten sinergias entre dos disciplinas distintas pero complementarias: la rama científico-tecnológica y la rama económica.

“La ventaja de trabajar con las tendencias es que puedes trabajar con perspectiva”

(Santiago Niño-Becerra)

Precedidos por la intervención del profesor Santiago Niño-Becerra y con la economía sobre la mesa como eje vertebrador tuve el placer de participar en una mesa redonda junto con otros antiguos alumnos, hoy expertos en diferentes áreas económicas. Se trata de celebrar la historia valorando lo que tenemos hoy desde el conocimiento que nos aporta nuestra actividad diaria. Pasado, presente y futuro de lo que ocurre en diversos ámbitos:

  • tipos de interés y su influencia en el sector bancario y financiero en general.
  • fondos de pensiones (riesgos y retornos)
  • inversiones (institucionales y particulares)
  • asunción de riesgos
  • sector inmobiliario (retorno a la producción, aumento del número de hipotecas)
  • disrupción tecnológica: cambios en los canales de inversión

Todos ellos conforman las caras de un poliedro que es el panorama económico mundial, cambiante por naturaleza. Pero ¿en qué ha cambiado?

Para empezar en las reglas; ya no valen las que regían hasta ahora. Cuando mi generación empezó a estudiar la carrera no contaba con teléfonos móviles, ni con internet: hoy sin embargo poseemos toda la información porque somos capaces de hacernos con ella fácilmente; el mérito está en saber interpretarla. Y eso es lo que genera valor añadido: he aquí uno de los grandes cambios de los últimos 15-20 años. Esto significa que debemos ser capaces de generar capacidad de análisis y conocimiento; el análisis de la información es una herramienta crítica.

Y hablamos de especialización porque es en lo que estamos inmersos y a lo que se tiende en el futuro. Hasta en el mundo de la bolsa manda la hiperespecialización: como ejemplo la Bolsa de Toronto, especializada en temas de minería y petróleo, es la que tiene un mayor número de empresas en el mundo.

Lo importante hoy es que lo que hagas sea bueno; o mejor, muy bueno. Y cuando somos capaces de controlar la mayor parte de un mercado entonces creamos tendencia; es el “trending” de hoy, que se mueve de boca en boca porque todo el mundo aspira a crearlo. Y aún más: conseguir contagiar tu pasión a quienes te rodean y actuar sin miedo, convencido de que lo que haces es lo mejor: ahí está la clave. Uno nunca se puede apear de su pasión; puede realizar todos los cambios posibles en su vida salvo uno, que es aquello que le apasiona. Decía Steve Jobs que “la única manera de hacer un trabajo excelente es hacer un trabajo que amas”. Es una buena manera de resumirlo.

Y también hablamos de estructura de mercados, de los movimientos de liquidez entre continentes; y ya en España, de la importancia de nuestro país como productor de Nanotecnología.

En el fondo, uno nunca se desvincula de su centro de estudios; colegio y Universidad nos acompañan siempre, como nuestra pasión, pero sobre todo nos acompañan sus enseñanzas de la mano de sus maestros, que siempre serán los nuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *